En su excelente columna, Luis Thielemann se refiere a la confusión –política, orgánica e ideológica- que reina en la izquierda chilena luego del triunfo de la derecha en enero pasado. Yo diría que tal confusión tiene antecedentes históricos que se remontan a las postrimerías del régimen de Pinochet y que la derrota es más bien consecuencia...